La creatividad y la innovación en la calidad

La creatividad y la innovación han jugado un papel preponderante en  el movimiento dinámico de la calidad, uno de los paradigmas más aceptados de los últimos años para mejorar el desempeño de las organizaciones. Para apreciar el gran número de ideas que este paradigma trajo al mundo de las organizaciones baste  revisar las metodologías o filosofías de Deming,  Ishikawa, Juran, Shingo, Taguchi, Feingenbaum, Kano y Crosby  por mencionar sólo algunos pensadores y prácticos sobresalientes del mundo de la calidad. Menciono por separado a Imai por haber contribuido con el concepto que aglutina la visión general, el  Kaizen, es decir la mejora continua.

En realidad todas ellas proporcionaron ideas, muchas ideas y más ideas (cambios buenos).  Para muestra recordemos algunas contribuciones, Control Estadístico de Procesos, Poka-Yoke, SMED, Democratización del Conocimiento Estadístico, JIT,  Diagrama de Pescado, Diagrama de  Pareto, Métodos de Diseño de Experimentos,  Círculos de Calidad entre otras, todas ellas plétoricas de ideas en sus fundamentos y su aplicación diaria.

El movimiento de la calidad ha dejado sus huellas y continúa desafiando a pensadores dispuestos a resolver los problemas actuales. Nuevas metodologías, nuevas maneras de interacciones humanas, nuevas herramientas, nuevos enfoques, en fin nuevo, nuevo y  más nuevo…….

Lo nuevo es  la esencia de la creatividad  y el cambio su envoltura. Se requieren  grandes cambios (ideas), pero también una multitud de pequeños (más ideas). El progreso de la humanidad se mide por la cantidad y calidad de sus ideas.  Ideas, ideas, ideas, materia prima de altísimo valor en la vida de la humanidad y más para los tiempos que se viven. Por supuesto, es necesario que  sean útiles y que demuestren su real valía en el terreno práctico.

La rentabilidad financiera va de la mano de los procesos de innovación, los competidores son más rápidos para la imitación, los clientes demandan  nuevos productos y servicios, lo que antes funcionaba  ahora ya no. Ante esta perspectiva se requiere que las organizaciones  mexicanas gestionen urgentemente los procesos de creatividad e innovación  si quieren triunfar en los próximos años. En síntesis, creatividad e innovación constituyen un binomio inseparable y también dada su importancia lo hace impostergable Discernir  entre los cambios radicales y evolutivos sigue siendo primordial, aunque la generación de nuevas ideas y su ejecución exitosa es una condición necesaria.

Daniel Borrego

¡Hola! Soy Daniel Borrego, Consultor Senior y me especializo en SEO, SEM, Social Media, Email Marketing y ASO. Soy coach y consultor para PyMES y empresas. Asimismo, brindo cursos de capacitación In House sobre temas de Marketing Digital.

Los comentarios están cerrados.