¿Cómo ser nuestro propio consultor?

Cuando hemos decidido  no contratar los servicios de un consultor, sean cuales sean las razones. Debemos ser consientes que las necesidades de información y conocimiento existen.

Es por eso que me gustaría recomendar un excelente libro, donde nos enseña  a través de 188 formas diferentes sobre cómo mejorar la operación de nuestro negocio, haciendo el papel de un consultor interno. Su nombre es: “Cómo ser su propio consulto, 188 maneras de mejorar la operación de su negocio”.

Este libro nos brinda sabios consejos en cada una de las áreas clave de la administración de nuestro negocio. Pasando por el área financiera, recursos humanos, marketing, comercialización, distribución, etcétera.

Los consejos que aquí nos muestra el autor, son simples de llevar a cabo. No debemos ser expertos en la gestión o administración de cada una de las principales áreas que conforman la empresa.

Si bien, hemos contratado los servicios de un consultor. Nos puede servir de guía para realizar algunas de las modificaciones que nos haya compartido el consultor.

Les dejo los datos completos del libro por si alguien desea comprarlo.

Cómo ser su propio consulto, 188 maneras de mejorar la operación de su negocio
Burstiner, Irving
Editorial Panorama

Consultor de Empresas

¿Cómo seleccionar un consultor para mi empresa?

El cómo contratar a un consultor de empresas no es una tarea sencilla, sobre todo si está en riesgo  la “salud” de la empresa. Hasta el día de hoy, no conozco una metodología que nos indique cual es el mejor consultor para nuestra empresa.

No obstante, existen algunas preguntas que nos pueden ayudar a facilitar la toma de decisiones.

A continuación, les brindo un listado con preguntas, que se le pueden realizar al consultor para conocerlo y darnos una idea de su experiencia.

Preguntas para contratar a un consultor de empresas

  • ¿Quiénes han sido sus clientes? (Conocer su ha trabajado con la competencia y el perfil o rama en que se especializa.)
  • ¿Cuáles han sido sus  últimos trabajos?
  • ¿Me podría brindar algunos de los logros cuantitativos y cualitativos más significativos?
  • ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que le ha presentado? ¿cómo los solucionó?
  • ¿Qué tipo de consultoría emplea en sus intervenciones?
  • ¿Cuánto tiempo estuvo como consultor de sus últimos tres proyectos?
  • ¿Cómo trabaja, por horas o por proyecto?
  • ¿Es un grupo consultor o consultor independiente?
  • ¿Cuál ha sido su experiencia laboral?

Además, de estas preguntas te recomiendo realizar una investigación por nuestra parte; ya sea solicitando recomendaciones de clientes anteriores, internet o alguna cámara. A modo de recomendación me gustaría compartir contigo algunas características que para mi son importantes y con las cuales debe contar un consultor.

Estas son:

¿Cuándo contratar los servicios de un consultor?

Esta pregunta aunque parece muy simple de responder, no lo es ya que no existen las respuestas correctas.

Sin embargo, hay que decir que los servicios de consultoría se deben solicitar cuando necesitamos ayuda u orientación para tomar decisiones y elegir así el camino correcto. Y dentro de la empresa no existe tal conocimiento, o personal adecuado.

En sí, el denominador común de las empresas que solicitan los servicios profesionales de consultoría son aquellas que desean adquirir conocimiento o información que les faciliten la correcta toma de decisiones, así como facilitar el camino el éxito empresarial.

Dentro de las principales razones por las cuales pienso que las empresas contratan este tipo de servicios se encuentran:

  1. Adquisición de una nueva tecnología.
  2. Comparación entre empresas del mismo ramo. (Generalmente entre amigos)
  3. Cambio en los puestos directivos. Necesidad de tener otro punto de vista de la organización.
  4. La empresa se encuentra quebrada. (principal razón)
  5. Nuevas generaciones en el negocio familiar.

¿Todas las empresas necesitan consultores para obtener conocimiento?
No necesariamente.
Existen algunas herramientas como son cursos de capacitación, diplomados, maestrías, etcétera. Donde podemos enviar a nuestros empleados a capacitarse, y ellos a su vez capaciten a la organización.

Este proceso es mucho más barato y puede resultar mejor que la contratación de un consultor. Es por eso que los invito que verdaderamente lleven a cabo un ejercicio donde se brinden las razones por las cuales contratar u grupo consultor. Además de verificar bien sus credenciales. Hoy es común encontrar  a personas que se dicen llamar consultores y no lo son.

Es por eso que el día de mañana hablaré sobre ¿Cómo seleccionar un consultor para nuestra empresa?

Todo sobre la consultoría empresarial

Durante esta semana me gustaría hablar sobre la consultoría de empresas un tema que considero puede ser de utilidad para muchos de ustedes. Ya que más de alguno se ha visto en la necesidad de contratar o no a un grupo de consultor.

Pero sobre todo, muchos se preguntan ¿por qué ? no han conseguido los resultados esperados o ¿por qué meses después que el consultor se ha retirado todo vuelve a como era antes?.  Existen muchas respuestas a estas preguntas, desde  no saber cuáles son nuestras necesidades reales, hasta llegar a contratar los servicios de un consultor poco ético y sin experiencia.

Es por eso que durante los artículos de esta semana trataré de responder algunas preguntas como son:  ¿contratar o no a un consultor?, ¿cuándo necesito contratarlo?, ¿cómo seleccionar consultor?, ¿cómo evaluar sus resultados?, ¿qué tipo de consultor necesito?, entre otras muchas.

Además conoceremos los tipos de consultoría que existen para conocer cuál de ellas puede ser la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Otro aspecto que me gustaría mencionar es la recomendación de algunos libros, que si bien no sustituyen los servicios de un experto en la materia. Si pueden llegar a ser una herramienta muy valiosa. Sobretodo antes de contratar los servicios de consultoría empresarial.

Así como algunas herramientas gratuitas que nos permitirán conocer cuál es el estado actual de nuestra empresa, entre otras cosas. Espero y me acompañen durante esta semana, con sus comentarios y experiencias relacionadas a la consultoría de empresas.