Un factor de éxito para las empresas: La Cultura organizacional. Parte 1

Hace unos meses regresé a México luego de haber tenido la fortuna de vivir y estudiar en Japón por casi un año. Ésta experiencia fue importante para mí puesto que pude conocer más a fondo un mundo que por años he admirado y que sólo había podido explorar por libros y leyendas. Hoy día tengo una profunda gratitud por ese formidable pueblo que me abrió sus puertas y me permitió llevarme en mi mente y corazón un mar de tesoros los cuales por encomienda de ellos y deseo personal, tengo un ardiente deseo de compartir con mis compatriotas y que he encontrado en éste espacio una oportunidad para conseguir en cierta medida la mencionada meta.

Durante mi estancia pude descubrir muchas cosas en sus vidas diarias las cuales les han llevado a ser fuertes y exitosos. Creo que éstos son algunos de los adjetivos que quisiéramos tener en nuestra sociedad y en éste caso en particular: en nuestras empresas.

Por ejemplo, uno de los acontecimientos que más ha hecho famoso al pueblo Nipón ha sido su extraordinaria recuperación luego de la segunda guerra mundial en donde los estragos del conflicto dejaron al país hecho cenizas. ¿Cómo es posible que ésta nación se haya disparado al éxito de una manera tan contundente? No es un secreto para nadie que uno de los factores fue su cultura. Ahora bien, ¿qué podemos rescatar de esto para nosotros? Yo diría que mucho.

En lo personal, me ha tocado ver y participar en proyectos que parecieran tener todo lo necesario para triunfar. En esas ocasiones estaban presentes una buena fundamentación estratégica, recursos materiales, así como la mejor de las energías por parte del Director, Jefe de Proyecto, Empresario y de pronto… ¡Todo se viene al piso! Uno de los poderosos motivos que propicia estos desenlaces es precisamente “La cultura organizacional”.

La Cultura organizacional la podemos comprender como el conjunto de significados y creencias compartidos por todos los miembros de la empresa la cual determina en gran medida la manera de actuar de las personas.

Éste factor lo podemos percibir como clientes cuando entramos a un negocio y nos hace sentir ya sea cómodos o incómodos debido a el trato y servicio que recibimos. Esto se debe a que la cultura que se creó en ése establecimiento definirá en gran medida la atmósfera en la cual se desenvolverá el negocio.

Analicemos esto: En las empresas existen aspectos formales e informales. Los aspectos formales son todos aquellos que a “simple vista” y sin lugar a ambigüedades están declarados. Como por ejemplo: La razón social de la empresa, los contratos laborales donde se especifican las reglas con que trabajaremos con nuestra gente, la Misión y Visión, etc.

Daniel Borrego

¡Hola! Soy Daniel Borrego, Consultor Senior y me especializo en SEO, SEM, Social Media, Email Marketing y ASO. Soy coach y consultor para PyMES y empresas. Asimismo, brindo cursos de capacitación In House sobre temas de Marketing Digital.